Results tagged ‘ postemporada ’

Lucha que se definirá en octubre

Los Yankees llegaron al 18 de agosto empatados con los Rays en el primer lugar en el Este de la Liga Americana.  Restan siete partidos en septiembre entre estos dos equipos que bien podrían definir el campeón de la división. Hasta cierto punto no importa cuál de los dos equipos gane la división ya que es casi seguro que el otro clasificará por medio del Comodín. Tendría que suceder algo sumamente drástico en las últimas semanas de la campaña para que uno de estos dos equipos quede fuera de los playoffs.

No obstante, considero que ganar la división es importante, no sólo por motivos de orgullo, sino por la oportunidad de tener ventaja de local ya que la mayoría de los equipos juegan mejor en casa que en la ruta. El equipo que gane el Este de la L.A. probablemente terminará la temporada con el mejor record en la liga, lo cual le garantiza ventaja de local en todas sus series con excepción de la Serie Mundial.  

Sin restarle importancia a esos juegos o a la lucha por la división, no hay que olvidar que las hostilidades entre los Rays y los Yankees probablemente se extenderán más allá de la temporada regular.  Si se diera el caso de que la división no esté definida faltando pocos días para que termine la campaña, creo que los Yankees deben enfocar las cosas de otro modo. De tener asegurados un pase a los playoffs, aunque sea por medio del Comodín, deben comenzar a descansar a sus jugadores y prepararse para octubre. Es decir, no creo que valga la pena que los Yankees se desgasten en los últimos partidos de la temporada regular para ganar la división si se avecinan juegos importantes de postemporada. La meta final no es ganar la división sino la Serie Mundial, y eso no se les debe olvidar a los Yankees.

Sea como sea, los Rays y los Yankees parecen destinados a chocar por primera vez en la postemporada y me atrevo a decir que entre estos dos equipos está el campeón de la temporada del 2010.

Ya se sienten las brisas de otoño

Aquí
en la Gran Manzana ha comenzado a bajar un poco la temperatura. Se siente en el
aire que el verano está llegando a su fin y que se acerca el otoño. Como
aficionada de los Yankees, este año recibo esa estación con brazos abiertos ya
que después de quedarse fuera de la postemporada el año pasado por primera vez
desde 1993 (en 1994 no hubo postemporada debido a la huelga de los peloteros), los Yankees están en posición de regresar a la gloria de octubre.

 

La
llegada del Día del Trabajo en Estados Unidos marca el comienzo de la recta
final de la temporada. En este mes de septiembre, los Yankees se enfrentarán a
dos equipos con los que posiblemente podrían chocar durante los playoffs: los
Medias Rojas de Boston y los Angelinos de Los Angeles-Anaheim. Espero que el
equipo tome notas durante ambas series, especialmente durante los juegos contra
los Angelinos, que han sido los verdugos de los Yankees en años pasado. Me
parece muy importante que los Yankees hagan todo lo que puedan para terminar la
campaña regular con el mejor récord en la Liga Americana para que tengan
ventaja de local en la postemporada.

 

Me
atrevo a decir que este conjunto de los Yankees esta más hambriento por ganar una
Serie Mundial que equipos anteriores.  La
última vez que los Yankees ganaron un campeonato fue en el año 2000 y no pude
asistir al desfile del equipo por el “Cañón de los Héroes” porque era
estudiante y no podía faltar a clases.

Quizás
está de más decir que

tengo muchas ganas de presenciar
un desfile como los de antaño.

 

Pero por ahora, seguimos esperando el momento en que el capitán Derek Jeter por fin rompa el
récord de los Yankees de más indiscutibles en la historia del equipo.

La pregunta del año

Al momento de escribir esta nota, siento un desconsuelo total. Cuando parecía que los Bombarderos estaban acercándose a Boston y a los Rayos en el Este, de pronto se desplomaron. A 10 partidos del primer lugar, creo que nuestras esperanzas de llegar a la postemporada están prácticamente desvanecidas. Me entristece que los Yankees despidan de esta manera al Yankee Stadium. Desde que soy aficionada del béisbol, nunca he pasado por una postemporada sin los Yankees.

 

Ahora todos tratan de buscar la causa de los problemas de los Yankees. Es la pregunta del año: ¿Que les pasa a los Yankees? Hank Steinbrenner dice que los problemas se deben a las lesiones que han lastimado al equipo (Chien-Ming Wang, Jorge Posada, Hideki Matsui, Johnny Damon, Joba Chamberlain, etc). Por otro lado, muchos analistas dicen que Steinbrenner está buscando excusas, que los Yankees son un equipo mediocre que no han podido superar las adversidades.

 

Cuando hay opiniones tan distintas en torno al mismo tema, usualmente la verdad se encuentra entre las dos. Creo que este es el caso. Los Yankees tienen una rotación y una alineación llena de estrellas. Alex Rodríguez. Derek Jeter. Jason Giambi. Hideki Matsui. El pitcheo ha tambaleado y en momentos el equipo ha dependido de lanzadores con poca experiencia. Aún así, Mike Mussina ha sido un ancla sorpresa. Estos no son jugadores mediocres. Son jugadores que no se han encendidos al mismo tiempo. Cuando han tenido buen pitcheo, ha estado fría la ofensiva, por ejemplo. Y sí, les lesiones los han perjudicado. Es imposible no preguntarse como estaría el Este de la Liga Americana si los Yankees no hubieran tenido tantas bajas inoportunas. Las lesiones no lo explican todo, pero tampoco se puede decir que no afectan al equipo. 

 

 

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.