No habría lugar en el Bronx para Pujols

NUEVA YORK — En cuanto se reportó Albert Pujols a los entrenamientos  de los Cardenales sin haber acordado una extensión de contrato, se empezó a especular sobre posibles destinos para el dominicano después de San Luis. Como de costumbre, los Yankees con su billetera sin fin son uno de los equipos.

Como todos los aficionados, quiero que mi equipo triunfe, pero no soy de aquellas personas que creen que los Yankees deban firmar a cuanto agente libre esté disponible.  Aunque posiblemente sea el mejor jugador en Grandes Ligas y el más completo, considero que lo mejor para el béisbol es que Albert Pujols se quede donde está, ya que él es el rostro de los Cardenales. El quisqueyano está acostumbrado a ser el líder en San Luis, un rol que se ha ganado a pulso, pero a pesar de sus credenciales, en los Yankees sería sólo uno de varios jugadores prominentes.
 
Además, los Yankees tienen un contrato a largo plazo con Mark Teixeira, quien tiene más Guantes de Oro como inicialista que Pujols. Comprensiblemente, no creo que ninguno de los dos esté dispuesto a compartir la primera base.

No creo que valga la pena especular sobre la posibilidad de que Pujols termine en el Bronx, ya que me late que cuando comience el 2012, la necesidad de los Yankees será la misma que ahora: pitcheo y más pitcheo.  Con Alex Rodríguez, Robinson Canó y Teixeira en la parte de gruesa del lineup, lo que le sobra a los Yankees es ofensiva. 

Pero a la vez no sabemos cómo regresará A.J. Burnett ni cómo les irá a los cuatro lanzadores que competirán por los últimos dos puestos en la rotación (Iván Nova, Sergio Mitre, Freddy García y Bartolo Colón). También existe la posibilidad de que CC Sabathia se salga de su contrato después de este año, aunque no creo que se vaya a ningún lado.  De cualquier modo, el gerente general Brian Cashman debe enfocarse en el futuro de la rotación, no en firmar a Pujols.

Se despide con la frente en alto


Andy_Pettitte.jpgAunque la noticia ha sido inminente desde hace tiempo,  la confirmación de que Andy Pettitte se retirará oficialmente no deja de ser desconsolante. Yo, como muchos aficionados de los Yankees, guardaba la esperanza de que al último momento, Pettitte sintiera nostalgia por sus años de gloria en el Bronx y volviera para una temporada más.

 

No obstante, todo tiene su época, y el deseo de Andy de pasar más tiempo con sus hijos y su familia se entiende.  El retiro de Pettitte nos recuerda que muy pronto tendremos que despedirnos también del panameño Mariano Rivera, del boricua Jorge Posada y de nuestro capitán, Derek Jeter.

 

Pero esas son preocupaciones para otro día. Por el momento, los Yankees tienen que ver qué hacen con su rotación, ya que sus contrataciones recientes (el venezolano Freddy García, el dominicano Bartolo Colón, Mark Prior) no inspiran mucha confianza que digamos. Pero todo el mundo tiene que comenzar por algún lado y quizás el quisqueyano Iván Nova nos sorprenda. Sea como sea, la ausencia de Pettitte se va a sentir mucho este año.

 

Quizás los números de Andy (240 victorias, efectividad de  3.88) no lo hacen merecedor del Salón del a Fama, pero para la afición de Nueva York, siempre será una figura inmortal y considero que los Yankees deben retirar el número 46 en honor a lo mucho que contribuyó a la franquicia en sus 13 campañas con los Mulos.


 

Regreso de Pettitte sería el punto luminoso de esta temporada baja

Esta ha sido una temporada muerta muy inusual para los Yankees y para nosotros los aficionados. ¿Decirle a Derek Jeter que pruebe suerte en el mercado? ¿El rechazo de un agente libre que aceptó menos dinero con tal de regresar nada más y nada menos que a Filadelfia? ¿Mariano Rivera escuchando ofertas de los Medias Rojas? ¿Andy Pettitte ponderando seriamente el retiro? Son cosas que se escuchan y no se creen.

Aunque siempre supe que Jeter terminaría firmando de nuevo con los Yankees, la “novela” que protagonizó me dejó un sabor amargo. Aunque la pelota es un negocio, no es nada agradable ver un enfrentamiento con un figura como Jeter por dinero. Creo que necesitamos una muy buena noticia para olvidar todo lo negativo. ¿Qué mejor noticia que el regreso de Pettitte?

Pettitte eligió el peor momento para inclinarse hacia el retiro. Todos los años dice que se va y al final vuelve. Espero que ese sea el caso este año ya que la otra opción en el mercado de agentes libres es el derecho Carl Pavano y aunque tuvo una temporada impresionante con los Mellizos en el 2010, ese ya ha demostrado una y otra vez que no tiene lo que se requiere para lanzar en Nueva York. Los Mulos necesitan a Pettitte ahora más que nunca ya que fuera de CC y Phil Hughes, la rotación es una serie de interrogantes en estos momentos.

Si Pettitte termina tirando la toalla será para pasar más tiempo con su familia. Cuando los Yankees firmaron de nuevo a Roger Clemens en el 2007, le concedieron el privilegio de ausentarse del equipo cuando no le tocaba lanzar para que pudiera ver a su familia más a menudo durante la campaña. Quizás podrían llegar a un arreglo similar con Pettitte.  Si ambas partes están dispuestas a ser flexibles, creo que pueden llegar a un acuerdo que complazca al equipo y al jugador. A cruzar los dedos.

Invierno ocupado para los Mulos

Thumbnail image for alg_lee.jpgCon el mal sabor en la boca de haber sido eliminados en la Serie de Campeonato,
los Yankees están en proceso de hacer ajustes para la próxima temporada.
Entre los principales temas que conciernen a los Yankees y a su
fanaticada de cara al 2011 están los siguientes:

Cliff Lee:
Reforzar la rotación es crucial si los Yankees pretenden dar la pelea
en el 2011 y el equipo considera que Lee es el más indicado para
hacerlo. Sin duda sería un lujo tenerlo a Lee a bordo, pero me preocupa
su edad y el hecho de que muchas veces, los lanzadores que brillan en
otros equipos se “apagan” a la hora de lanzar en Nueva York.  

En las
última tres temporadas, Lee tiene marca de 48-25 con efectividad de
2.98. En la postemporada, su foja es de  7-2 con promedio de carreras
limpias de 2.13, con tres juegos completos en 10 aperturas. Lee quizás 
desea un contrato parecido al que firmó CC Sabathia antes de la
temporada del 2009 (siete años, US$161 millones), pero no creo que sea
prudente que los Yankees le otorguen un contrato de más de cuatro años,
aunque sea por el mismo salario anual de Sabathia.

Derek Jeter: 
Nuestro capitán es agente libre por primera vez en una década y no veo
la hora de que ambas partes lleguen a un acuerdo. Es cierto que Jeter
tuvo su peor año ofensivo en el 2010 (.270, 10 HR, 67 impulsadas), pero a
todo el mundo parece habérsele olvidado que en el 2009 bateó .334.
Todos lo jugadores tienen altibajos. Quizás .334 no se vuelva a repetir,
pero no dudo que en el 2011 Jeter sea capaz de mejorar los números que
tuvo la temporada pasada. Creo que un contrato de tres años sería lo más
sensato, pero se cree que Jeter quiere firmar por cuatro temporadas
más.

Receptoría: Junto con la noticia de que Jorge Posada
fue operado recientemente de la rodilla nos enteramos de que esté
jugará mayormente como bateador designado en el 2011. Así lo anunció su
esposa, Laura, por Facebook y Twitter. El cambio de rol del boricua le
dejaría el camino libre al venezolano Jesús Montero, un prospecto
prometedor a quien desde hace tiempo se le ha proyectado como el próximo
receptor titular de los Yankees.  

El también venezolano
Francisco Cervelli, el receptor suplente en el 2010, y Austin Romine,
otro prospecto, competirán por puestos en el roster de los
Bombarderos. Cervelli ha demostrado que es capaz de defender el plato,
pero si pretende quedarse con un rol en el equipo grande, tendrá que
demostrar en los entrenamientos que puede producir con el madero. 

(more…)

Yankees celebran el Mes de la Herencia Hispana

Montefiore Medical Center 2010 012.jpg

Septiembre es el Mes de la Herencia Hispana y como en años anteriores, los Yankees están celebrando la contribución de los peloteros latinos a la organización y reconociendo a la comunidad latina que los rodea con una serie de eventos especiales.   
Incluidos en el roster actual de los Yankees en estos momentos están tres dominicanos–Robinson Canó, Iván Nova, Eduardo Núñez–el mexicano Ramiro Peña, el boricua Javier Vázquez, los venezolanos Francisco Cervelli y Rómulo Sánchez, el panameño Mariano Rivera y el cubano Juan Miranda. 

A principios de mes, Nova y Núñez, visitaron el centro médico Montefiore en el Bronx para compartir con un rato con jóvenes yanquistas a quienes le dio mucha alegría conocer a dos novatos que han tenido un impacto inmediato con los Yankees. También a principios de mes, los Yankees reconocieron los logros de los equipos ganadores de los Torneos de Béisbol Juvenil de Mariano Rivera y Robinson Canó.

El 7 de septiembre, los Yankees hicieron entrega de los terceros Premios de los Logros Comunitarios en las categorías de Artes, Deportes, Negocios y Educación. Los galardonados, respectivamente, fueron Jorge Ramos de Telemundo, Héctor Aponte del Departamento de Parques y Recreación de la Ciudad de Nueva York, Jorge Medina de Verdero Sports y José Sánchez de Lincoln Medical.

Como parte de las festividades, los Yankees anunciaron que el 21 de septiembre, el productor y compositor cubano Emilio Estefan lanzará la primera bola.

Lucha que se definirá en octubre

Los Yankees llegaron al 18 de agosto empatados con los Rays en el primer lugar en el Este de la Liga Americana.  Restan siete partidos en septiembre entre estos dos equipos que bien podrían definir el campeón de la división. Hasta cierto punto no importa cuál de los dos equipos gane la división ya que es casi seguro que el otro clasificará por medio del Comodín. Tendría que suceder algo sumamente drástico en las últimas semanas de la campaña para que uno de estos dos equipos quede fuera de los playoffs.

No obstante, considero que ganar la división es importante, no sólo por motivos de orgullo, sino por la oportunidad de tener ventaja de local ya que la mayoría de los equipos juegan mejor en casa que en la ruta. El equipo que gane el Este de la L.A. probablemente terminará la temporada con el mejor record en la liga, lo cual le garantiza ventaja de local en todas sus series con excepción de la Serie Mundial.  

Sin restarle importancia a esos juegos o a la lucha por la división, no hay que olvidar que las hostilidades entre los Rays y los Yankees probablemente se extenderán más allá de la temporada regular.  Si se diera el caso de que la división no esté definida faltando pocos días para que termine la campaña, creo que los Yankees deben enfocar las cosas de otro modo. De tener asegurados un pase a los playoffs, aunque sea por medio del Comodín, deben comenzar a descansar a sus jugadores y prepararse para octubre. Es decir, no creo que valga la pena que los Yankees se desgasten en los últimos partidos de la temporada regular para ganar la división si se avecinan juegos importantes de postemporada. La meta final no es ganar la división sino la Serie Mundial, y eso no se les debe olvidar a los Yankees.

Sea como sea, los Rays y los Yankees parecen destinados a chocar por primera vez en la postemporada y me atrevo a decir que entre estos dos equipos está el campeón de la temporada del 2010.

Fallecen dos figuras legendarias

Esta ha sido una semana triste para los Yankees y su afición. El domingo falleció a los 99 años de edad el famoso anunciador Bob Sheppard,  apodado  “La voz de Dios.” Sheppard le dedicó 56 años de su vida a los Yankees durante los cuales presentó a leyendas desde Joe DiMaggio a Derek Jeter.  

Esta mañana murió de un paro cardiaco el dueño de los Yankees, George Steinbrenner, quien tomó las riendas de Yankees durante uno de los puntos más bajos en la historia de la organización y la convirtió de nuevo en la franquicia más exitosa en Grandes Ligas.  En una ocasión, Steinbrenner comentó que para él, sólo respirar era más importante que ganar.  Se mantuvo fiel a esa filosofía durante sus años como dueño al darle al equipo todos los recursos necesarios para triunfar. También dejó como parte de su legado el nuevo estadio de los Yankees que se inauguró en el 2009.

Sin duda alguna, Steinbrenner fue el “Jugador Más Valioso” de los Yankees en sus 37 años como jefe y se le echará mucho de menos.

Rivalidad que no pasa de moda

yankeesredosox.jpgLa rivalidad entre los Medias Rojas y los Yankees está vigente de nuevo en esta temporada ahora que Boston se ha recuperado después de un comienzo lento. Quizás suene contradictorio viniendo de una yanquista, pero me alegro de que los Medias Rojas se estén reponiendo. No debe interpretarse como una traición. Simplemente considero que para los aficionados de los Yankees, la temporada no es igual de interesante cuando los Patirrojos no representan una amenaza para nuestros intereses.

Sin menospreciar a los Rays, quienes han demostrado que son capaces de dar guerra en una de las mejores divisiones en el béisbol, la competencia que representa Tampa Bay no provee el mismo nivel de interés y emoción para el fanático que la rivalidad entre los Yankees y los Medias Rojas.

Ahora que los Medias Rojas una vez más le están pisando los talones a los Yankees, creo que tanto para ambos equipos como para los fanáticos, cada juego es aún más importante. Las próximas series entre estos equipos de seguro serán más intensas y para mí, esa es una de las cosas que hace divertido al Este de la Liga Americana — siempre y cuando los Yankees sean los punteros…

Se perfila como candidato digno de un puesto titular

La única desventaja de que Jorge Posada esté de regreso de la lista de lesionados – si es que puede existir una desventaja – es que, a medida que el boricua vaya asumiendo la responsabilidades detrás del plato,  veremos menos al cátcher Francisco Cervelli.

El desempeño ofensivo de Cervelli ha sido una de las sorpresas gratas que han tenido los Yankees en esta temporada.  Aunque se ha enfriado un poco en general, llegó a junio 16 con promedio de .447 con corredores en posición de anotar, una hazaña increíble para un receptor que fue convocado a Grandes Ligas exclusivamente por su defensa.

Ahora que regresó Posada, al manager Joe Girardi le tocará decidir cuánto tiempo pasará Cervelli detrás del plato. El equipo no tiene un bateador designado fijo en estos momentos, lo cual representa una buena oportunidad para permitirle a Cervelli que juegue más a menudo que lo que acostumbra un receptor sustituto sin tener que prescindir del bate de Posada.

A pesar del éxito del cual ha disfrutado en tan poco tiempo,  en todas las ocasiones que he entrevistado a Cervelli se ha expresado con humildad. De hecho, en una rueda de prensa para medios hispanohablantes, Cervelli dijo que no sabía que acumula 29 impulsadas en lo que va de la temporada. No estoy convencida de que debamos creerle, pero sea como sea es una muestra de humildad– lo cual no se debe confundir con inseguridad. Creo que es importante tener esa humildad cuando se juega con jugadores veteranos como Posada, Derek Jeter y Mariano Rivera.

Siempre que un jugador como Posada llega a la etapa final de su carrera, se empieza a hablar de quién lo reemplazará. Nunca es fácil sustituir a un jugador como Posada, que le ha sido fiel a un equipo durante toda su carrera, pero Cervelli está demostrando que tiene el talento y la actitud que se necesita para ser un jugador titular con los Yankees.

Eligió el momento preciso para encenderse

cano.jpgRobinson Canó no pudo elegir un mejor momento en su carrera para desatarse con el madero como lo ha hecho hasta ahora.  Antes de que comenzara la temporada,  mucho se hablaba del vacío que dejarían Hideki Matsui y Johnny Damon en el lineup de los Yankees y la importancia de que un jugador como Canó compensara la ausencia de los veteranos.

Canó no pudo haber respondido mejor. Desde el 26 de mayo, Canó está bateando  .492 con seis dobles, tres jonrones y 18 impulsadas. El quisqueyano encabeza las Grandes Ligas con 89 imparables y promedio de .376. desde el quinto puesto en la alineación de los Yankees.

Considero que el pobre desempeño de Mark Teixeira en lo que va de la temporada ha hecho que sea aún más crucial el aporte Canó.  Nadie se alarmó con el lento comienzo de Teixeira, quien usualmente se toma tiempo al principio de la temporada para entrar en ritmo, pero la frustración aumenta poco a poco ya que está bateando apenas  .226 a estas alturas.  Pero a pesar de que Teixeira no ha rendido como se espera de él, los Yankees encabezan las Grandes Ligas con un promedio de bateo colectivo de .282 y es gracias en gran parte a Canó.

Si hay alguien que debe sentirse satisfecho es el coach de bateo de los Yankees, Kevin Long, quien comenzó a trabajar de cerca con Canó después de que éste terminara la temporada del 2008 con un decepcionante promedio de .271.  La mejoría se vio en el 2009 y gracias a la orientación de Long, Canó es en estos momentos uno de los bateadores más peligrosos en Grandes Ligas.

Aún es muy temprano en la temporada y es difícil para un bateador mantener ese paso durante toda una campaña. Pero si Canó logra mantenerse entre los líderes en varias categorías ofensivas sería un candidato legítimo para el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana, especialmente si los Yankees pasan a la postemporada.

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.