Archive for the ‘ Uncategorized ’ Category

La novela de Jorge Posada y los Yankees parece estar llegando a su fin. La relación entre el conjunto y el cátcher boricua se tornó turbulenta este año y Posada dijo recientemente que considera casi imposible un regreso al Bronx.

Tras las salidas del también puertorriqueño Bernie Williams, el manager Joe Torre y ahora la polémica de Posada, me pregunto si la despedida entre una figura prominente y un equipo como los Yankees puede ser pacífica. La decisión de retener a un jugador por sentimentalismo obviamente es más conflictiva en un conjunto como los Yankees cuya meta de ganar año tras año está por encima de todo.

De pronto me viene a la mente el caso de Cal Ripken Jr., que fue el rostro de la franquicia de los Orioles por muchos años. Antes de retirarse en el 2001, Ripken jugó en apenas en 86 y 83 partidos en 1999 y el 2000, respectivamente.  Su promedio cayó de .256 a .239 del 2000 al 2001. Sin embargo, a diferencia de Posada, Ripken pudo salir de Grandes Ligas en sus propios términos. ¿Por qué? Porque en esas temporadas Baltimore estaba en el penúltimo lugar en el Este de la Liga Americana con pocas esperanzas de salir de ahí.

Quizás sea egoísta de mi parte como aficionada, pero me gustaría que, al igual que Ripken, Posada termine siendo uno de esos peloteros que juegan por un solo equipo. No me imagino a Posada en un uniforme que no sea el de los Yankees.

Texas, de los males, es el menos

NUEVA YORK — El otoño ha llegado oficialmente a la Gran Manzana, trayendo con él la época más emocionante del año para los que siguen la acción de Grandes Ligas.

En la Liga Americana, dos equipos – los Tigres y los Yankees – ya se han asegurado los títulos de sus respectivas divisiones, mientras que los Rangers están muy cerca de coronarse en el Oeste. La mayor interrogante en el Joven Circuito en estos momentos es el Comodín, ya que los Rays y los Angelinos podrían arrebatarles el primer lugar a los Medias Rojas, cuya ventaja es de apenas dos juegos.

Aún no se sabe con cuál equipo chocarán los Yankees en la Serie Divisional. Las reglas estipulan que el equipo con el mejor récord en la liga se mide al ganador del Comodín, al menos que éstos pertenezcan a la misma división.  Cuando eso sucede, el conjunto mide fuerzas con el campeon divisional con el peor record.

Supongamos por un momento que los Yankees terminen con el mejor récord en la Liga Americana y que el ganador del Comodín sea Boston o Tampa Bay. Dado ese caso, la pregunta que surge es la siguiente: “Entre los Tigres y los Rangers, ¿cuál sería el reto más fácil para los Yankees?

Considero que los Tigres del 2011 son superiores a los Rangers y por lo tanto representarían un reto mayor para los Yankees. Por ese motivo, aunque perdura el amargo recuerdo de la eliminación de los Yankees a manos de Texas el año pasado, dado a elegir,preferiría que enfrentaran a los Rangers — incluso hasta a los Angelinos — que a los Tigres.

Los Rangers del 2011 están sin una de las armas letales del 2010, Cliff Lee, quien integra ahora la rotación de Filadelfia. Los Yankees también han tenido éxito contra Texas este año, ya que los barrieron en una serie de tres juegos en el Bronx en julio y le ganaron dos de tres juegos en Arlington en abril.  A pesar de las contribuciones sólidas de C.J. Wilson y Colby Lewis, el pitcheo abridor de los Rangers ha tenido altibajos este año y eso es algo que la potente ofensiva de los Yankees podría aprovechar en los playoffs.

Por otro lado, los Yankees ganaron sólo dos de los cuatro encuentros contra los Tigres esta temporada y no hay que olvidar que Detroit tiene en sus filas al candidato más fuerte al Premio Cy Young,  el derecho Justin Verlander, quien al momento de escribirles encabeza las Grandes Ligas con marca de 24 victorias y está en segundo lugar con una efectividad de 2.27. Algunas personas argumentan que Verlander debe ser el Jugador Más Valioso en la Liga Americana.

Poniendo los argumentos de ambos equipos en una balanza, preferiría que en la primera ronda, los Yankees se enfrentaran a los Rangers o a los Angelinos. Es decir, al cualquier equipo que no sean los Tigres.

Saludos,

Nathalie

Nova digno del Novato del Año y mucho más

NUEVA YORK – El manager de los Yankees, Joe Girardi,  expresó recientemente su apoyo al lanzador Iván Nova para el premio al Novato del Año en la Liga Americana.  Nova tiene marca de 15-4 con efectividad de 3.94 este año y me parece un candidato sólido para el galardón, al cual también aspiran los abridores Jeremy Hellickson de los Rays de Tampa Bay y el también dominicano Michael Pineda de los Marineros de Seattle.

Entre los jugadores de posición que serían considerados para el premio están los inicialistas Mike Trumbo de los Angelinos y Eric Hosmer de los Reales.  (Personalmente, yo premiaría a dos novatos en cada liga, a un lanzador y a un jugador de posición.)

Ante dicha camada de candidatos, veo difícil que Nova resulte el ganador sólo porque pasó un mes en liga menor tras el regreso de Phil Hughes a la rotación.

Volviendo al tema de los Yankees, a pesar de que Girardi destacó la contribución del Nova este año, considero que ha pasado algo desapercibido y que su desempeño ha sido opacado por otras historias, incluyendo los renacimientos de su compatriota Bartolo Colón y el venezolano Freddy García.

Pero ahora que se acerca la postemporada, Girardi tiene decisiones importantes que tomar acerca de la rotación.  Si la temporada terminara hoy, mi rotación para los primeros tres juegos de la Serie Divisional estaría compuesta del as CC Sabathia, García y Nova a exclusión de Hughes, Colón y A.J. Burnett.

Comparto con ustedes esta opinión muy consciente de que Nova es el abridor de los Yankees que menos experiencia tiene.  No obstante, el año pasado, cuando fue un convocado de septiembre, ya se le elogiaba por la serenidad que emanaba en la loma a todo momento y creo que eso lo hará valioso en octubre a pesar de la magnitud de los partidos. Por lo tanto, no dudaría en darle la bola a Nova durante la postemporada.

Bañuelos y Montero serían bienvenidos en septiembre

Viendo los problemas que han tenido los Yankees con su pitcheo en las últimas dos semanas – me refiero específicamente a las aperturas poco memorables de Phil Hughes y A.J. Burnett – considero que la expansión de los rosters de Grandes Ligas en septiembre será algo de alivio para los Mulos.

El año pasado, los dominicanos Iván Nova y Eduardo Núñez le dieron un empuje a los Yankees ante las lesiones de Alex Rodríguez y el zurdo Andy Pettitte y los altibajos de Burnett y el boricua Javier Vázquez.  El receptor venezolano Francisco Cervelli y el infielder mexicano Ramiro Peña contribuyeron en septiembre del 2009.

Existe la posibilidad de que los Yankees asciendan el próximo mes al serpentinero Manuel Bañuelos del que tanto se hablado, pero que aún no hemos visto en la Gran Carpa ya que tiene apenas 20 años. Cashman ha dicho que es poco probable que suban al mexicano, pero creo que no estaría de más reforzar el bullpen en las últimas semanas de la campaña ya que la meta de los Bombarderos debe ser ganar su división.

Por otro lado, se espera que el conjunto convoque al receptor venezolano Jesús Montero, quien ha conectado cuatro jonrones en sus últimos cuatro juegos por Triple-A Scranton/Wilkes-Barre. Con tres grand slams en el juego final vs. Oakland en el Yankee Stadium, los Yankees dejaron en claro que no carecen de ofensiva y poder. No obstante, ante el rol reducido de Jorge Posada, Montero podría ser una opción atractiva para bateador designado o emergente.

Si reciben la llamada anhelada por todo jugador de liga menor y logran trasladar el éxito que han tenido a la Gran Carpa, el “granito de arena” de Bañuelos y Montero podría ser de gran valor para los Yankees en la pelea por la corona del Este de la Liga Americana.

Armados hasta los dientes

NUEVA YORK – Restando menos de dos meses en la temporada, considero que los Yankees están en mejores condiciones ahora que en cualquier otro momento de este año. Hago este argumento consciente de la ausencia de Alex Rodríguez, quien se está rehabilitando tras ser operado de la rodilla, y el relevista Joba Chamberlain, que se sometió a la cirugía Tommy John y no volverá al terreno hasta el 2012.

A pesar de los contratiempos, el manager Joe Girardi enfrenta un dilema que muchos managers quisieran tener. La pregunta del momento es, ¿qué hacer con el abridor dominicano Iván Nova? El novato tiene marca de 10-4 con efectividad de 3.81 en esta temporada y en estos momentos integra una rotación de seis lanzadores que incluye también al as CC Sabathia, el Lanzador del Mes en la Liga Americana en julio, el también dominicano Bartolo Colón, el venezolano Freddy García, Phil Hughes y A.J. Burnett.

Nova perdió su puesto temporalmente cuando regresó Hughes tras estar fuera de acción por casi dos meses debido a lo que fue clasificado como un brazo muerto. Pero ahora Hughes parece estar recuperando la forma. Aunque duela en el alma – y en el bolsillo — el más indicado para abandonar la rotación sería Burnett, cuya foja este año es de 8-9 con promedio de carreras limpias de 4.54.

Considero que enviar a Nova al bullpen sería un error. Sin ni siquiera contar el hecho de que se ha ganado a pulso un puesto en la rotación, entre las prioridades de los Yankees debe de estar cuidar y fomentar el desarrollo de Nova como abridor, ya que está joven y a la larga podría ser mucho más valioso para el conjunto que Burnett.

Por otro lado, tras llegar a los 3,000 hits de por vida, Derek Jeter ha vuelto a lucir como el bateador que estamos acostumbrados a ver. Para pesar de aquellas personas que deleitan en afirmar que el capitán está acabado, Jeter está bateando bien por encima de .300 en sus últimos 25 juegos. Digan lo que digan de su edad, entre más importante sea el partido, más se crece Jeter siempre y tenerlo encendido en la recta final es un lujo envidiable.

Los Yankees tienen también en sus filas a dos de los líderes en jonrones en la Liga Americana: Mark Teixeira (31) y Curtis Granderson (26). Teixeira está bateando .350 en sus últimos 10 compromisos, mientras que Granderson tiene promedio de .366 en el mismo tramo.

Me parece que ahora mismo los Yankees están muy bien equipados para disputar la cima del Este de la Liga Americana con los Medias Rojas. ¿Ustedes que creen?

Juego de Estrellas presenta contradicción

NUEVA YORK — Se ha hablado hasta el cansancio de que, debido a sus números,  Derek Jeter no merece ser titular en el Juego de Estrellas. Ni el fanático más devoto de los Mulos puede ignorar que muchos paracortos en la Liga Americana, los principales siendo el venezolano Asdrúbal Cabrera de los Indios y el dominicano Jhonny Peralta de los Tigres, superan a Jeter en las categorías ofensivas de más peso. Sin embargo, el Capitán de los Yankees  ha encabezado a los campocortos del Joven Circuito en votos para el Clásico de Media Temporada desde que se hizo disponible la papeleta.

Considero que la polémica que desatan las selecciones de los aficionados cuando eligen a figuras populares y no a los más merecedores se debe a que no tenemos en claro cuál es el propósito del Juego de Estrellas. De hecho, considero que es contradictorio que el resultado del juego determine cuál liga tendrá ventaja de local en la Serie Mundial cuando son los aficionados los que elijen a los titulares.

Hasta cierto punto, se ha argumentado que el evento es principalmente para la diversión de los seguidores de Grandes Ligas y eso es justo lo que permitir que la fanaticada seleccione a los titulares parece indicar. De ser este el caso, las estadísticas pasan a segundo plano porque lo importante no es quién tenga el mejor promedio o el mayor número de jonrones, sino a quiénes quieren ver los aficionados.  El problema recae en que, al mismo tiempo, usamos las selecciones al Juego de Estrellas como indicación de excelencia en una temporada y ese criterio es engañoso. (¿Qué mejor ejemplo el hecho de que tanto los aficionados y como el manager Charlie Manuel dejaron a Carlos González fuera de la escuadra del Viejo Circuito en el 2010?)

El hecho de que, desde uno años para acá, el Juego de Estrellas tiene implicaciones para la postemporada lo cambia todo. Un evento que le da una ventaja crucial a una de las ligas en octubre no debe estar basado en la popularidad, ya que los managers de ambas ligas deben tener al mejor equipo posible a su disposición y gozar de la libertad para colocar en el terreno al mejor talento de la liga desde el primer inning.

Veo dos posibles soluciones. La primera sería restarle importancia al evento veraniego, tanto a la hora de enumerar los logros de los peloteros como a la hora de decidir quién tendrá ventaja de local en la Serie Mundial. La segunda opción sería quitarles el voto a los aficionados, o, para permitir que la fanaticada siga participando de alguna foma, dejar que seleccionen a sus favoritos, pero no necesariamente a los titulares.  Reconciliar la contradicción que existe en estos momentos entre el método de selección y las implicaciones del Juego de Estrellas le traería más respeto al evento.

Temporada de sorpresas, buenas y malas

NUEVA YORK – Creo que muchos aficionados de los Yankees coincidirían conmigo en que hasta ahora, la temporada del 2011 ha sido algo inusual. Y es que lo que se perfilaban como puntos débiles de los Mulos de cara a la campaña han sido todo lo contrario y viceversa. De hecho, algunas de las contribuciones más importantes este año han provenido de donde menos esperábamos.

El pitcheo abridor, considerado el “talón de Aquiles” de Nueva York de cara a la temporada, ha sorprendido. Me refiero específicamente a las contribuciones del venezolano Freddy García y el dominicano Bartolo Colón. Este último tiene marca de 3-3 con promedio de carreras limpias en sustitución de Phil Hughes, quien en vez de estarse creciendo en la rotación de los Yankees ha estado fuera debido a una lesión en el hombro de lanzar.

El bullpen de los Yankees ha sido fiable  y se encuentra en estos momentos en el primer lugar en la Liga Americana con promedio de carreras limpias colectivo de 2.88. Pero a diferencia de campañas anteriores,  esa cifra no se le puede acreditar mayormente  a Mariano Rivera, ya que el panameño ha cedido cinco carreras en lo que va del año y ha malogrado tres salvamentos.

Por otro lado, las historias de Garcia y Colón este año contrastan con las del boricua Jorge Posada y Derek Jeter. Mientras que ambos lanzadores veteranos parecen haber revivido sus carreras,  los dos pilares están sintiendo las secuelas de la edad.  Posada especialmente ha tenido serios problemas con la transición de receptor a bateador designado.

Cuando uno menciona el poder ofensivo y los Yankees en la misma frase, el nombre que primero viene a la mente es el de Alex Rodríguez. Pero en esta temporada ha sido Curtis Granderson y no A-Rod el que ha acaparado titulares por su despliegue  de poder.

Son varios los equipos en Grandes Ligas este año que han desafiado las expectativas, entre ellos los Marineros y los Indios.  Aunque nadie descartó a Nueva York como quizás fue el caso con Seattle y Cleveland, sí considero que tanto el pitcheo como la ofensiva de los Yankees han demostrado una profundidad impredecible.

Saludos,

Nathalie

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.