August 2010

Lucha que se definirá en octubre

Los Yankees llegaron al 18 de agosto empatados con los Rays en el primer lugar en el Este de la Liga Americana.  Restan siete partidos en septiembre entre estos dos equipos que bien podrían definir el campeón de la división. Hasta cierto punto no importa cuál de los dos equipos gane la división ya que es casi seguro que el otro clasificará por medio del Comodín. Tendría que suceder algo sumamente drástico en las últimas semanas de la campaña para que uno de estos dos equipos quede fuera de los playoffs.

No obstante, considero que ganar la división es importante, no sólo por motivos de orgullo, sino por la oportunidad de tener ventaja de local ya que la mayoría de los equipos juegan mejor en casa que en la ruta. El equipo que gane el Este de la L.A. probablemente terminará la temporada con el mejor record en la liga, lo cual le garantiza ventaja de local en todas sus series con excepción de la Serie Mundial.  

Sin restarle importancia a esos juegos o a la lucha por la división, no hay que olvidar que las hostilidades entre los Rays y los Yankees probablemente se extenderán más allá de la temporada regular.  Si se diera el caso de que la división no esté definida faltando pocos días para que termine la campaña, creo que los Yankees deben enfocar las cosas de otro modo. De tener asegurados un pase a los playoffs, aunque sea por medio del Comodín, deben comenzar a descansar a sus jugadores y prepararse para octubre. Es decir, no creo que valga la pena que los Yankees se desgasten en los últimos partidos de la temporada regular para ganar la división si se avecinan juegos importantes de postemporada. La meta final no es ganar la división sino la Serie Mundial, y eso no se les debe olvidar a los Yankees.

Sea como sea, los Rays y los Yankees parecen destinados a chocar por primera vez en la postemporada y me atrevo a decir que entre estos dos equipos está el campeón de la temporada del 2010.

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.