August 2009

Se avecina la prueba de fuego

girardi245.jpg

Antes
de aceptar el puesto de piloto de los Yankees de Nueva York, Joe Girardi ya
conocía las presiones que enfrentan los Mulos por parte de los aficionados y de
la prensa neoyorquina ya que jugó con los Yankees como receptor del 1996 al
1999.

 

Pero
yo creo que ni su experiencia como jugador ni la temporada que pasó como
manager de los Marlins de la Florida pudo haber preparado a Girardi para la
prueba de fuego a la que será sometido este año si los Yankees pasan a la
postemporada. Todo parece indicar que ese será el caso. Calificar es solamente el
primer paso.

 

Girardi
tendrá la oportunidad de ganarse a la fanaticada de Nueva York si logra guiar a
al equipo a su primer campeonato desde el año 2000. Pero será un blanco de
ataques y críticas si los Yankees se quedan cortos.

 

En
una rueda de prensa con medios de habla hispana en el Yankee Stadium a la que tuve la oportunidad de asistir, Girardi
habló un poco sobre el plan del equipo para las semanas finales de la
temporada.  

 

“Yo
considero que todos los equipos que nos persiguen son gorilas. En nuestra
división, uno nunca se puede relajar”, dijo.

 

El
narrador de los Yankees en español, Beto Villa, le preguntó a Girardi si ya ha
pensado en una posible rotación abridora para la postemporada y cómo piensa
utilizar a los receptores.  

 

El
manager respondió, “Aún no estamos en la postemporada de modo que
afortunadamente no tengo que tomar esas decisiones todavía. Jorge (Posada) ha sido
nuestro receptor principal todo el año. En torno a la rotación, lo interesante
de la rotación es que uno quisiera establecerla pero no sabemos como vamos a
estar faltando tres juegos y si será posible establecerla.”

 

Girardi
habló sobre la importancia de terminar la temporada con el mejor récord en Grandes Ligas ya que le daría ventaja de local en la postemporada.

 

“Creo
que el séptimo juego es muy importante por lo tanto creo que es importante que
sigamos luchando y que no bajemos la guardia y que sigamos ganando series.”

Cada vez más cerca

Desde
explosiones ofensivas a duelos de pitcheo, los juegos entre los Yankees y los
Medias Rojas siempre dan de qu

é hablar y el primer juego de la actual serie no fue
la excepción. Los Mulos se apuntaron su primera victoria en Boston este año por
marcador de 20-11. Hace apenas dos semanas, estos dos equipos estuvieron
empatados 0-0 durante un maratón de 15 entradas hasta que por fin Alex
Rodríguez decidió el juego con un jonrón. Estos juegos son impredecibles y eso
es lo que los hace tan emocionantes.

 

En
estos momentos, los Yankees tiene el mejor r
écord en las Grandes Ligas y una ventaja de 7 ½ juegos en el Este de la Liga Americana y según el Elias
Sports Bureau, ningún conjunto en la historia de los Bombarderos ha
despilfarrado una ventaja de seis juegos o más. No creo que este año sea la
excepción. Insisto en que los Yankees no se pueden confiar hasta que hayan
calificado para la postemporada, pero pase lo que pase en la serie actual, me
parece casi imposible que los Medias Rojas recuperen suficiente terreno en la
división en lo que queda de la temporada.

Desde
el viernes contamos de nuevo con el relevo de Dámaso Marte. Ojalá que venga
bien para que fortalezca a

ún más el bullpen de los Yankees que tan
crucial
ha sido para el éxito de este equipo.

Ahí vienen los Yankees

cano.jpg

Dicen
que lo que importa no es como se empieza sino como se termina y de la manera
que están jugando los Yankees últimamente, todo parece que la campaña regular
va a terminar como esperábamos – con un pase a la postemporada.

 

Después
de perder los primeros ocho juegos de la temporada contra los Medias Rojas, los
Mulos tomaron fuerza para barrer la reciente serie de cuatro juegos contra sus
archirivales y acaban de ganar la serie de tres partidos contra los Azulejos. Han
ganado 33 de sus últimos 44 partidos y siete de sus últimas ocho series.

 

Pero
aunque tienen una ventaja sólida en la división de más de cinco juegos, los
Yankees no se pueden confiar ahora. Faltan seis encuentros con Boston todavía y
esos juegos serán cruciales. En el 2004 vimos a los Medias Rojas lograr lo
imposible al remontar para vencer a los Yankees en la Serie de Campeonato de la
Liga Americana después de perder los primeros tres juegos de la serie de siete,
algo que ningún equipo en la historia del deporte estadounidense había logrado.
En resumen, es demasiado pronto para cantar victoria.

 

Hay
que destacar la actuación del dominicano Robinson Canó en los últimos nueve juegos.
Tiene promedio de .462 con dos jonrones, seis dobles y cuatro impulsadas en ese
tramo después de una pésima temporada con el madero en el 2008. Canó remolcó la
carrera ganadora en el triunfo de los Yankees sobre Toronto en el último juego
de esa serie recién concluida. Da gusto porque siempre se dice que los Yankees
ganan sólo porque compran los mejores jugadores en el mercado. Es innegable que
las adquisiciones los ayudan (sólo hay que ver lo valiosos que han sido CC
Sabathia, A.J. Burnett y Mark Teixeira en esta temporada). Pero al mismo tiempo,
los Yankees siempre han dependido de las contribuciones de jugadores salidos de
su propio sistema de ligas menores.

Una serie al rojo vivo

Los
Yankees comienzan hoy una serie crucial de cuatro juegos contra los Medias
Rojas. Ya sabemos que en lo que va de esta temporada los Mulos han perdido sus ocho encuentros
contra Boston, pero si logran ganar esta serie tendrán una ventaja más
contundente en el Este de la Liga Americana. Aún le quedan aproximadamente dos
meses a la temporada, pero el pitcheo de los Medias Rojas est
á debilitado y la
ofensiva de los Yankees se ha destacado últimamente. Por lo tanto, me parece
que está es la mejor oportunidad para alejar más a Boston, quizás
definitivamente.

 

Nuevas
caras se unen a la rivalidad en esta, la primera serie entre Nueva York y Boston
después del 31 de julio. El nombre m
ás sonoro esta vez es el peligroso venezolano Víctor Martínez, quien pasó de lo
Indios a los Medias Rojas en un canje. Afortunadamente, los Yankees no tendrán
la necesidad de enviar al nuevo integrante de su rotación, Sergio Mitre, a la
loma en esta serie ya en que en verdad no ha dado la talla. Me parece que los
enfrentamientos entre los lanzadores nos favorecen en los cuatro juegos:

 

Juego 1: John Smoltz vs. Joba Chamberlain

Juego 2: Josh Beckett vs. A.J. Burnett

Juego
3: Clay Buchholz vs. CC Sabathia

Juego 4: Jon Lester vs. Andy Pettitte

 

Ya
que estoy en el tema de los Medias Rojas, les comento que cuando escuché la
noticia de que, al igual que Manny Ramírez, David Ortiz arrojó positivo a una
sustancia para aumentar el rendimiento en el 2003,  recordé como muchos aficionados de Boston catalogaron
a los Yankees como tramposos cuando se reveló que Andy Pettitte y Alex
Rodríguez habían consumido sustancias prohibidas. En aquel entonces no pensaba
que el hecho de que unos cuantos jugadores hicieran trampas era suficiente para
empañar los logros de todo un equipo. Sostengo esa opinión en torno a los
campeonatos que ganó Boston en el 2004 y en el 2007. El punto es que nadie está
en posición de tirar la primera piedra porque de una forma u otra, los
esteroides han afectado a todos los equipos.

Saludos,

Nathalie

 

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.