July 2009

El pitcheo será clave en la segunda mitad

Con
el récord que tienen a mitad de la temporada, los Yankees estuvieran arrasando
con cualquier otra división. Pero la realidad es que pertenecen al Este de la
Liga Americana, que es la más competitiva en Grandes Ligas. Es por eso que con
marca de 51-37, están en el segundo lugar detrás de los Medias Rojas.  A los Yankees les quedan 10 partidos contra Boston
esta temporada y si logran descifrar por fin a sus rivales en esos encuentros,
no creo que nada impida que los Yankees regresen a la postemporada este año. También
está el comodín, que está bien al alcance.

 

Creo
que es un poco sorprendente que los Yankees hayan tenido una primera mitad tan
fuerte a pesar de que la rotación en verdad no ha dado la talla. CC Sabathia y
A.J. Burnett despertaron después de un lento comienzo, pero aún no contamos con
un Chien-Ming Wang saludable y aunque Andy Pettitte tiene foja de 8-5, en sus
últimas cuatro aperturas tiene efectividad de 7.29. Me temo que esta será su
última temporada en el Bronx si no se pone las pilas.

 

Es
probable que los Azulejos canjeen al abridor Roy Halladay y por supuesto, los
Yankees surgen como un posible destino para el as. La verdad es que preferiría
ver a los Yankees triunfar con las piezas que ya tienen, pero con este equipo nada
se puede descartar. Si los Yankees necesitan mejorar en algo, es en el pitcheo
abridor.

 

Por
cierto, aprovecho para opinar que Phil Hughes pertenece en la rotación
abridora. Creo que a los Yankees se les ha olvidado que una de las razones por
las cuales no hicieron más por conseguir al venezolano Johan Santana en el 2007 fue por no
deshacerse de Hughes. Uno no puede dejar ir a un as como Santana sólo por
conservar a un relevista.  Aunque tengan
que enviarlo de nuevo a ligas menores, me parece que los Yankees deberían estar
puliendo a Hughes para que sea abridor.

Saludos,

Nathalie

Brillará por su ausencia

arod499.jpg

Los
Yankees deben sentirse satisfechos de que serán bien representados en el Juego
de Estrellas la próxima semana, ya que el campo corto Derek Jeter y el inicialista Mark Teixeira van como
titulares y el cerrador panameño Mariano Rivera está entre los lanzadores seleccionados.

 

Al
mismo tiempo, es difícil creer que Alex Rodríguez no va al Juego de Estrellas
esta temporada por primera vez desde 1996, su primer a
ño como titular de
tiempo completo en Grandes Ligas. La verdad es que este año, no merecía participar ya que comenzó a jugar
tarde debido a la lesi
ón de la cadera y su promedio de bateo no supera los .250. Pero sea como sea, A-Rod
brillará por su ausencia en San Luis.

 

A
veces sucede que las votaciones para el Juego de Estrellas se convierten en un
concurso de popularidad. Creo que en esta ocasión, el hecho de que los
aficionados apoyaron a Evan Longoria en vez de votar por A-Rod le presta un
poco más de credibilidad al voto de los fanáticos.


Aún así, me pregunto si no se hubiera dado a
conocer el uso de esteroides de Rodríguez, si éste hubiera sido seleccionado
para el Juego de Estrellas a pesar de que sus números en la campaña actual no
son nada del otro mundo. ¿Será que los aficionados usaron el criterio correcto al
votar por el antesalista más merecedor o que A-Rod simplemente ha perdido apoyo
entre la fanaticada de las Grandes Ligas y de los Yankees debido a las controversias que lo rodean?

Uno llega, el otro se despide

En
cuanto escuché la noticia de que Xavier Nady probablemente no volverá a jugar
esta temporada, recordé cuando el gerente general Brian Cashman dijo en una rueda de prensa que
era poco probable que adquiriera a algún jugador si el plantel actual lograba
mantenerse saludable.

 

Al
ver que ese no sería el caso, no me sorprendió cuando adquirió a Eric Hinske de
los Piratas. El beneficio es mayormente ofensivo, ya que Hinske tiene más
habilidad con el madero que el mexicano Ramiro Peña o Cody Ransom.  

 

En
parte duele despedirse de Peña, pero lo mejor es que regrese a ligas menores
donde podrá jugar a diario y desarrollarse. Confieso que no me encanta
la idea de que el equipo le asigne el reto de que aprenda a jugar los jardines
cuando su posición original es el campocorto. Tarde o temprano, los Yankees necesitarán
un nuevo campo corto. Aunque me duela reconocerlo, Derek Jeter acaba de cumplir
35 años de edad y no podrá jugar esa posición eternamente. Por lo tanto, yo opino
que los Yankees deberían dejar que Peña se concentre en mejorar su bateo y en
dominar la posición de torpedero.

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.