November 2007

¿Demasiado alto el precio de Santana?

Me imagino que todos los aficionados de losYankees están alborotados por la posibilidad de traer al lanzador venezolano
Johan Santana a Nueva York. ¿Y como no? A cual equipo no le gustaría añadir a
un as como Santana, quien ganó 19 partidos en el 2006 y aunque sus numeritos
cayeron un poco en el 2007, fue dominante.

Pero no estoy convencida de que valga la
pena renunciar a nuestros lanzadores jóvenes como Joba Chamberlain y Phil
Hughes. En el pasado, los Yankees han cometido el error de dejar ir prospectos
por adquirir a jugadores de alto perfil que no han rendido en Nueva York. Además,
los Yankees tienen planes de usar a Chamberlain y a Hughes en la rotación. Si
dan a un lanzador (o a dos) a cambio de Santana, el equipo se queda en las
mismas. Necesitarían conseguir uno o dos abridores más. Y peor aun si Andy
Pettitte decide retirarse. Creo que la duda de no saber si cuentan o no con
Pettitte limita a los Yankees en la decisión sobre Santana.

Es buena idea que exploren todas las
opciones, pero mi consejo a los hermanos Steinbrenner y al gerente general
Brian Cashman sería que intentaran retener a Chamberlain y a Hughes, aun frente
la tentación de un nombre como Johan Santana.

Por otro lado, me alegró saber que el
contrato de Jorge Posada ya es oficial. Creo que en el 2008, su presencia en el
equipo será muy importante – como productor ofensivo y como uno de los líderes
veteranos de los Bombarderos. Su ausencia hubiera sido un golpe fuerte para
este equipo en transición.

 ¿Y que tal nuestro queridísimo Alex
Rodríguez? Me quede sin habla cuando escuché que estaba platicando de nuevo con
los Yankees. Aunque no respetó el que el representante Scott Boras haya anunciado que A-Rod se
saldría de su contrato durante el Juego 4 de la Serie Mundial, creo que al
dejar a Boras fuera de las negociaciones iniciales, ha tomado un buen paso para
volver a ganarse el corazón de la Gran Manzana. No creo que le será demasiado
difícil. Si conecta 50 jonrones hasta el aficionado más rencoroso lo perdonará.

Saludos,


Nathalie

¿Se va o se queda?

Cuando me enteré hoy de que Alex Rodríguezy los Yankees no sólo están en pláticas pero que ya están muy cerca de llegar a
un acuerdo que mantendría a A-Rod en el Bronx por 10 años, no supe si estaba
sorprendida o si simplemente había confirmado algo que siempre supe.

A pesar de la mala forma en que ha manejado
la situación hasta ahora, me gusta la idea de que se quede con los Yankees. (Así
sea sólo para reírme de mis amigos aficionados de los Mets que ya estaban
listos para dejar a David Wright por él.) Creo que el sacar al representante Scott Boras
de las negociaciones fue una buena movida para aclarar un poco su imagen. Pero
no estoy segura que A-Rod deba recibir un contrato tan largo. La verdad es que
él ya tiene 32 años y dudo que a los 40 esté produciendo igual que ahora. Pero pensando en el futuro inmediato, una de las ventajas de retener a Alex es que el equipo no tendr
ía que cambiar a sus lanzadores jóvenes como Hughes y Chamberlain para conseguir un antesalista.

Confieso que hoy me sentí feliz de ser
aficionada de los Yankees porque sea como sea, las tramas más interesantes del
béisbol usualmente giran alrededor de nuestro equipo….

 
Saludos,

 

 

Nathalie

Un gran alivio

Les cuento que la otra noche, Jorge Posadame puso a temblar cuando dijo que tenía planes de platicar con los Mets si se
convertía en agente libre. Aunque todo indicaba que permanecería con los
Yankees, el pensar en la posibilidad de que pudiera irse para el otro equipo
neoyorquino no me gustó nada.

Es un alivio saber que estará con nosotros
por cuatro temporadas más. Pero aunque Jorge es uno de mis favoritos y una
pieza clave del equipo, me preocupa un poco su edad. Él ya tienen 36 años y
como receptor, de desgasta más rápido que sus compañeros que juegan otras posiciones.
Creo que en el futuro, para conservar la presencia de su bate en la alineación,
lo veremos de bateador designado o quizás como inicialista.

Creo que el contratar de nuevo a Posada es
un estímulo para la moral del equipo y demuestra que los integrantes que más
tiempo llevan en el Bronx todavía tienen fe en la organización. Ahora sólo
falta que Mariano Rivera y Andy Pettitte también le den el ‘si’ a los Yankees.

Saludos,


Nathalie

Cruzando lo dedos por Cabrera

Hola amigos,

Empiezo por contarles que me gusta mucho la
idea de traer a Miguel Cabrera para que juegue en la antesala. (Le hace falta
ponerse en forma y perder una libritas, pero creo que eso se puede lograr.) Es un joven muy talentoso y con mucho poder. A cruzar los dedos.

No
obstante, estoy de acuerdo con el gerente general Brian Cashman que no es buena idea canjear a los
lanzadores jóvenes como Phil Hughes y Joba Chamberlain. En el pasado, el éxito
de los Yankees ha sido a base de pitcheo y creo que ellos tienen suficiente
ofensiva.

Hablando de pitcheo, entiendo por que Andy
Pettitte no ejerció la opción de su contrato. Ojalá que decida lanzar en el
2008 y lo haga pronto. Creo que este desplome que ha sucedido con la partida de
Torre y el sabor amargo que ha dejado Alex Rodríguez no pudo pasar en peor
momento. El 2008 será el último año del Yankee Stadium y el Juego de Estrellas se celebrará aquí. Por
lo tanto, creo que la presencia de Andy Pettitte es importante no sólo por los
numeritos, si no por la imagen del equipo. Lo mismo digo de Mariano Rivera y
Jorge Posada

Como punto aparte, creo que la decisión que
tomaron los gerentes generales de explorar el uso de repetición instantánea
para decir si una pelota es o no un cuadrangular es muy buena idea. Ya era
hora.

 

Saludos,

 

Nathalie

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.